Conozca el Museo de las Tradiciones Chonchinas


Hace aproximadamente cuarenta años Don Hernán Ciro Alvarez Andrade, profesor, junto a otros habitantes de Chonchi, tuvieron la idea de formar, en esta ciudad un museo con antigüedades de uso doméstico, de labranza de material lítico usadas por antepasados. En esta época de acuerdo con el Cura Párroco don Pedro Nolasco Ruíz Santana, se comenzaron a recolectar valiosas piezas. Nada ocurrió y la idea siguió. En 1987 se crea el Centro para el Progreso y Desarrollo de Chonchi, con personería jurídica, formado por un grupo de vecinos de la comunidad, con el fin de aportar ideas y proyectos para el desarrollo comunal. En 1990 el profesor Mario Uribe Velásquez, estudioso y escritor, presenta un proyecto para un museo costumbrista, creándose un comité Pro museo de la cultura a las artes, presentándose en mayo de 1993 al Fondo Nacional de Desarrollo de la Cultura y las Artes (FONDART); Un proyecto para adquirir una casa habitación de arquitectura tradicional Chilota cuyo destino seria albergar el museo. El FONDART aprueba el proyecto para adquirir la propiedad centenaria, la cual posteriormente es restaurada por el arquitecto Edward Rojas, contando ademas con aportes de la municipalidad de Chonchi y donaciones de la comunidad Chonchina tanto urbano como rural de diversos elementos que hoy se exhiben en el museo. El 5 de febrero de 1996 se inaugura el museo de las tradiciones y costumbres Chonchinas, cuyo primer director fue don Hernán Ciro Alvarez Andrade, quien fue el principal impulsor concretando su idea con jovial entusiasmo e infatigable trabajo. El museo tiene como principal objetivo mostrar a las presentes y futuras generaciones la vida y costumbre de nuestros antepasados.

Contactar

Horarios de Visita

  • Lunes a Viernes

    9:20 a 13:30 Horas - 14:30 a 18:00 Horas

  • Tours
  • Sábado

    09:30 a 13:30 Horas

  • Tours Medio Día
  • Historia del Museo de las Tradiciones


  • El Museo de las Tradiciones Chonchinas es una casa patrimonial de a principios del siglo XX y está inserto en la histórica calle Centenario de la comuna de Chonchi. En este barrio declarado Zona Típica, el museo forma parte un grupo de grandes caseríos construidos con maderas nobles de los bosques de Chiloé. El museo y el barrio reflejan el tiempo de antaño entre 1860 y 1935.

  • Espacios del Museo


    • Fogón Chilote

    • Salón Principal

    • Cocina

    • Comedor

    • Dormitorio

    • Costurero

La mirada del que observa Centenario, en un estado fenomenológico donde la relación del observado y el observante se vuelve acción. Un espejo para el habitante, una interpretación como el comienzo de esta acción, parte mirando este barrio, algo se van dejando entre el objeto observado y su observante, ahora la acción se ha originado, la invitación está hecha, recorre Centenario, siente los tres pisos, el ritmo al bajar y subir, a la par con el mirar las casas, la aparición del mar que se encuadra en las fachadas, la configuración de la fachada continua por la perspectiva, los colores, los sonidos, sus habitantes que aparecen entre sus puertas, ventanas y corredores … y ahí está la mirada del que vive la Calle Centenario.”

Chonchi

«La Ciudad de los tres pisos»

Chonchi, es originalmente un poblado compuesto por una comunidad de indígenas, entre los cuales destacan; los Huilliches o Veliches (de tendencia pedestre) y los Chono (canoeros), ya para el siglo XVIII se tenía información de este poblado, desde entonces se comenzarían a asentar en el sector diversos grupos de colonos y misioneros. En 1764 surge por parte de la población la petición de fundar este sector, la cual sería acogida mediante Cédula Real, ese mismo año y posteriormente, el 3 de agosto 1767 se confirmaría, estableciéndose como Villa San Carlos de Chonchi.

Al asumir Chiloé un rol portuario y económico tras la independencia de Chile, Chonchi empieza a surgir y a poblarse. En 1833, el censo reconoce a Chonchi como el pueblo más importante de la Zona sur de la isla.

El buen fondeadero de su bahía la transformó en un punto de recalada obligada importante del tráfico naviero que se efectuaba por el mar interno. La comercialización de la madera se trasformó en el polo de desarrollo de la región y con ello, el auge del ciprés en su atracción fundamental, lo que a su vez contribuiría al desarrollo social y económico de la denominada «Ciudad de los Tres Pisos»[1].

[1] Se le denomina «Ciudad de los Tres Pisos» por su composición geográfica,   reconociendo tres niveles, en el primer nivel se encuentra el puerto o costanera, en el segundo nivel es posible encontrar el Museo de las Tradiciones Chonchinas y finalmente, en el tercer nivel, situamos la plaza y la Iglesia (Patrimonio de la Humanidad).