Revitalización de la Gestión del Museo de las Tradiciones Chonchinas

El Museo de las Tradiciones Chonchinas, espacio fundamental en la gestión patrimonial y cultural de Chonchi, ha reactivado todas sus líneas de trabajo luego de dos años en que la situación sanitaria puso freno al movimiento de la cultura, las artes y el patrimonio.

En el mes de Octubre, el Museo reabrió sus puertas a público luego de 8 meses de rehabilitación de la Sala de Interpretación Museográfica, Sala de Mediación y el segundo nivel donde se exhibe la muestra permanente de objetos, todos estos espacios ahora cuentan con mejores condiciones para exhibir la Museografía y mejorar las cualidades de traspaso de información a todos quienes lo visitan, esto gracias a equipos multidisciplinarios que participaron de éste proceso, en particular Colectivo Piño (arquitectura y diseño) y Lepisma (conservación), y el financiamiento del Fondo de Mejoramiento Integral de Museos 2020 otorgado por el Servicio Nacional del Patrimonio a través de la Subdirección Nacional de Museos. En palabras de Fernando Álvarez, Director del espacio, “es un proyecto que permitió revalorizar el patrimonio cultural de nuestro Museo, donde no tan solo lo material adquiere nuevas perspectivas, sino que es lo intangible del patrimonio inmaterial lo que se revela en esta nueva rehabilitación de los espacios, porque se percibe cómo los objetos vibran para contarnos historias que resuenan en el presente”.

Por otro lado, en el mes de diciembre se retomó una de los ejes más relevantes para le gestión del Museo, el cual es la Mediación y la Educación Artística, en particular a través de la implementación del Museo Itinerante en Container (infraestructura de 29 metros cuadrados que en camión viaja por toda la isla), que tiene como objetivo principal la programación de itinerancias en arte, cultura y patrimonio que entreguen las herramientas necesarias para la aplicación de conocimientos útiles que sean capaces de empoderar a estudiantes y comunidad escolar en la expresión, interpretación, gestión, valoración y defensa de sus propias cualidades y contextos territoriales, para de ésta manera dirigir procesos de aprendizaje destinados a mantener en movimiento constante las principales manifestaciones que conforman las categorías de nuestras dimensiones socioculturales. Es así, como ya van 4 itinerancias, en Notuco (Chonchi), Molulco (Quellón), Aldachildo (Lemuy) y Castro (Escuela Padre Hurtado) en Cine, Música, Artes Visuales y Literatura respectivamente. Para Manuela Véjar, encargada de las Mediaciones de esta iniciativa, “la educación artística, con enfoque en el patrimonio de las comunidades y los derechos de las niñas, niños y adolescentes, debiese ser una prioridad para los nuevos modelos de desarrollo sustentable y sostenible, donde desde los primeros años de escolaridad se entreguen herramientas de conocimiento sensible que permitan repensar los territorios y las proyecciones laborales de los estudiantes, para aportar a un crecimiento democrático y en armonía con el patrimonio cultural y natural tan relevante para la Cultura Insular”. Cada itinerancia, financiada éste año por la SEREMI de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Los Lagos  a través del Programa de fortalecimiento de Organizaciones Culturales focalizadas en Desarrollo Social Local, cuenta con instancias de mediación/exhibición del proceso y los resultados, las primeras mediaciones ocurren en el lugar de emplazamiento de la itinerancia y abiertas a todo público, para luego ser trasladadas al Museo en Chonchi, donde se exhiben los resultados a visitantes y estudiantes, para esto se recomienda a las escuelas previamente inscribir visitas al correo museochonchi@gmail.com. La semana recién pasada y la siguiente, se encuentra en proceso creativo la cuarta itinerancia en la comuna de Castro a cargo de la escritora Patricia Águila, con un total de 10 itinerancias para el Archipiélago de Chiloé (una por cada comuna), que culminarán en el mes de Noviembre con una muestra final de todos los procesos creativos, para dar cuenta del imaginario colectivo de los diversos grupos de estudiantes que participan de las itinerancias.

Desde el Lunes a Viernes de la próxima semana, estarán en exhibición en la Sala de Mediación del Museo (Chonchi, Centenario #116) los resultados del proceso creativo realizado en Aldachildo, a cargo de Gabriel Holzapfel, destacado Artista Visual puertomontino, y también baterista de Camila Moreno y Adelaida, quien pudo facilitar un proceso en el que se elaboraron intervenciones con residuos de la contaminación del Borde Costero, asociados a los procesos de la industria mitilicultora y salmonera, en palabras de Gabriel “el foco está puesto en el arte como una herramienta de pensamiento, que transporte un mensaje, un vehículo de pensamiento crítico. En éste caso, desde la elaboración de piezas que tienen que ver con la memoria poética y politica de los territorios ¿qué hace que un resto de basura pueda ser considerado como arte en este paradigma contemporáneo?”, este taller se logra además gracias al esfuerzo mancomunado con el Muncipio de Puqueldón y su departamento de Medio Ambiente a cargo de Diego Maggi quien señala “Aldachildo se ve fuertemente amenazado con la presencia de 10 empresas mitilicultores y una salmonera, las cuales ocupan un total de 155 hectáreas aledañas a la playa. La actividad industrial puede ir en desmedro de la salud de los ecosistemas, principalmente por la generación de externalidades negativas que afectan al sector adyacente, en este caso principalmente el bajo control de los desechos generado por estas, ya sean orgánicos o inorgánicos, los cuales llegan en grandes masas a la playa, donde se han observado cabos plásticos, restos de boyas, flotadores de “plumavit” y microplásticos en grandes cantidades, los que, intoxican y enferman tanto a la flora como a la fauna llevándolas incluso a la muerte”, de esta forma es que se logra encausar un proceso en el que los jóvenes desde el arte manifiestan una posición de alerta y protesta con respecto a lo que sucede en los territorios/maritorios de los cuales ellos forman parte como seres vivos conscientes de las problemáticas de sus ecosistemas.

Por otro lado, la programación cultural de exposiciones y exhibiciones también se reactivó a contar del 25 de Marzo con el montaje de Jreco Rodríguez financiado por el Fondart 2021 “Tapices desde la Tradición de Chiloé” que nos habla acerca de la de la experiencia humana de tejer, llevando las formas y técnicas de tejer a un formato nuevo, integrando otros valores estéticos, como dice Jreco “actualmente las personas decoran su casa con lo que antes eran utensilios prácticos, ya no usamos la chunga para ir a buscar agua, ni la frazada de lana porque es muy pesada, pero se decora con ello” es así como detrás de estas obras aparece lo simbólico y la memoria, a través de transformaciones inevitables de la Cultura. Esta exposición de mas de 30 piezas textiles estará en exhibición hasta el 30 de abril dialogando con los objetos del Museo y podrá ser vista de lunes a viernes en los horarios de apertura del Museo (10.00 a 18.00 horas).

Finalmente, el Director del espacio menciona “en esta temporada alta recibimos un promedio diario de 150 personas, lo que duplica las estadísticas de años anteriores, y estos números que permiten difundir nuestros patrimonios nos hacen sentido en cuanto no solo a ser un Museo que convoca por la Museografía o historias que contiene, sino que en su virtud Museológica ha ido avanzando en conjunto con la comunidad desde diversas áreas y expresiones con el objetivo claro de colaborar en la visualización de las problemáticas estructurales de nuestro Archipiélago, donde la diversidad biocultural es parte fundamental en el cómo nos concebimos, expresamos y avanzamos como pueblos insulares, en esa coherencia es que todo lo que planificamos tiende a abrir preguntas, ejercitar el pensamiento y tener una posición política en cuanto al qué hacer cultural”, señaló.

Deja un comentario